Tamaños de las rejillas de ventilación

Hoy en día se pueden encontrar rejillas metálicas para ventilación con distintos tamaños. No en vano, es un punto clave para que la instalación de ventilación o climatización funcione correctamente o no. Para ello hay que tener en cuenta diferentes parámetros que vamos a explicar a continuación.

El tamaño correcto de las rejillas de ventilación

Es necesario conocer cuál va a ser el caudal de aire que se desea entre o salga de la rejilla para poder dimensionarla de manera correcta. Por desgracia, son muchos los instaladores que simplemente tienen en cuenta este dato y llegan a prescindir de algunos tan importantes como su alcance. No en vano, en función de la velocidad que tenga la salida del aire desde la rejilla, se pueden llegar a tener molestias o no.

Si es excesivo puede llegar a resultar incómodo, mientras que, si no es lo suficientemente adecuado, no se alcanzará la zona que se pretenda “barrer”. Todo esto se encuentra regulado en el Reglamento de Instalaciones Térmicas para los edificios. En el mismo se establece la limitación residual de velocidad el aire en la zona que se vaya a ocupar.

Por otro lado, la pérdida de presión debe de ser totalmente compatible con la que tiene el ventilador que se vaya a usar para evitar problemas. El nivel sonoro también es sumamente importante. De hecho, cuanta mayor sea la velocidad del aire, más grande va a ser el nivel de sonido que se provoque en la rejilla. Es cierto que dependiendo del tipo que se use, se pueden llegar a conseguir caudales muy elevados con un nivel sonoro soportable.